Consejos


A continuación presentaremos algunos consejos bíblicos que juntamente con la ejecución de  los pasos de restauración (que se encuentran en la parte final) cambiarán su vida. La palabra, la oración y la acción juntas siempre producen grandes milagros. Dios lo bendiga.

Hoy en día se habla mucho de este tema. Pero la mayoría creemos que otro es el que tiene el problema. Porque imaginamos que una persona con baja estima es solo aquella que se muestra tímida, que no habla, o que anda con la cabeza agachada. Pero la baja estima no sólo se manifiesta de esa manera, veamos algunos ejemplos:

1.  Una persona que vive por obtener logros.
Es una persona que piensa que vale según lo que logra. Si no tuviera ningún logro de seguro caería en depresión. Vive comparándose con los logros de otros. Su felicidad o desdicha depende de los logros. En consecuencia su vida está llena de ansiedad e insatisfacción, porque nunca lograr satisfacerse a sí mismo, su juez más cruel. Ya que en su interior siempre habrá una visión negativa de sí, que fue formada por los padres, familiares o amigos de la infancia y adolescencia.

2.  Una persona que vive por dinero.
Es una persona que piensa que vale según el dinero que posee. Si no tuviera dinero de seguro caería en depresión. Vive comparándose con los bienes de otros. Su felicidad o desdicha depende del poseer dinero. En consecuencia su vida está llena de ansiedad e insatisfacción, porque nunca lograr satisfacerse a sí mismo, su juez más cruel. Ya que en su interior siempre habrá una visión negativa de sí, que fue formada por los padres, familiares o amigos de la infancia y adolescencia.

3.  Una persona que vive por amor.
Es una persona que piensa que vale según el amor que sienta otra persona por ella. Si no tuviera amor de seguro caería en depresión. Vive para conquistar un amor. Su felicidad o desdicha depende del amor que obtenga de una pareja. Esta clase de persona se somete voluntariamente a sufrimientos. Por ejemplo soportan ser las amantes, soportan maltratos (físicos, o verbales, o sexuales)  y no cortan con la relación, soportan ser usadas por una noche de placer, soportan ser ellas quien tengan que conquistar a un hombre, en lugar de que ellos sean quien luchen por ellas. Viven en constante ansiedad e insatisfacción porque nunca encuentran en una persona el valor que necesitan.

4.  Una persona que vive por obtener conocimientos.
Es una persona que piensa que vale según los conocimientos o títulos que posea. Si no tuviera ningún título de seguro caería en depresión. Vive para conquistar conocimientos y reconocimientos. Su felicidad o desdicha depende de los títulos o reconocimientos que obtenga. En consecuencia su vida está llena de ansiedad e insatisfacción, porque nunca lograr satisfacerse a sí mismo, su juez más cruel. Ya que en su interior siempre habrá una visión negativa de sí, que fue formada por los padres, familiares o amigos de la infancia y adolescencia.

5.  Una persona que vive por la belleza.
Es una persona que piensa que vale según la belleza que posea. Si no tuviera ninguna caería en depresión. Vive para ser vista y que todos se agraden de su belleza. Su felicidad o desdicha depende de la opinión sobre su belleza. En consecuencia su vida está llena de ansiedad e insatisfacción, porque nunca lograr satisfacerse a sí mismo, su juez más cruel. Ya que en su interior siempre habrá una visión negativa de sí, que fue formada por los padres, familiares o amigos de la infancia y adolescencia.

6.  Una persona que vive presa de la opinión de sus padres.
Es una persona que ha recibido una opinión negativa de sus padres acerca de su valor. Por ello tiene una visión negativa de sí misma y su comportamiento en la vida se ve afectado. Algunos viven presos de sus temores y no logran avanzar, otros viven presos de rebeldía, otros presos de fobias sociales, otros presos de “salvavidas” como el dinero, logros, conocimientos, amor, etc. Viven en constante ansiedad e insatisfacción porque ven que sus esfuerzos son en vano, nunca pueden sentirse valiosos, a pesar de los logros y aplausos que puedan atraer.


Si la autoestima no se eleva con los logros, amor o reconocimiento de los demás, entonces como se supera este vació que debieron llenar los padres. Precisamente como este asunto es principalmente paternal. Lo que el ser humano necesita es escuchar su valor de los labios de su padre. Nuestro interior reclama a nuestro padre creador. Y en efecto solo tu creador puede decir a ciencia cierta la verdad acerca de tu valor. Por ejemplo si yo te preguntará cuanto crees que cuesta este reloj, tú me puedes dar un precio cualquiera, sin embargo puede estar muy lejos de la verdad, si a nuestro lado tuviéramos al creador de este reloj, sólo él podría decir su verdadero valor pues es él quien se pasó horas de meditación y esfuerzo para crear ese reloj. De la misma forma tu valor verdadero sólo lo sabe tu creador, no es lo que tú piensas, ni lo que los demás piensan.
Dios te valora de tal manera que desde el vientre de tu madre, te pensó, te planeo y te hizo de una manera única y especial1,2 por eso no hay razón en compararse y sentirse menos, todos somos diferentes, si yo soy buena tocando un instrumento y tú no, no significa que yo valga más, significa que somos diferentes, de hecho tú me sacas ventaja en un sin número de aspectos, y  es porque Dios te hizo especial único y diferente, no hay otro como tú, no hay porque avergonzarnos de nuestras debilidades porque todos las tenemos, ninguna debilidad debe generar en nosotros sentimientos de inferioridad,  simplemente somos humanos, y Dios no nos creó para todos ser iguales, por ejemplo si todos fuésemos profesores quien nos ayudaría al enfermarnos. Somos valiosos tal cual fuimos diseñados con talentos y limitaciones.
Tú eres tan valiosa que Dios el Rey del universo, entregó su propia vida para salvarte de una vida penosa y sin sentido3.
Eres tan valiosa que Dios vino a rescatarte y llevarte a una nueva vida llena de paz y gozo4.
No hay nada que haga que él te valore menos, él te ama tal cual eres5.
Por ti lucha a diario para verte siempre feliz6.
Y pronto vendrá por ti, porque eres su razón de ser y lo más valioso que existe7.


Textos Bíblicos:

1 Salmos 139:15-16 Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido.
Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.”
2 Jeremías 1:5 “Antes de formarte en el vientre,  ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones.”
3 Isaías 53: 4-5 “Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado. Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados.”
4 Salmos 16:11 “Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha.”
5  Juan 3:17-18 “Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él. El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado por no haber creído en el nombre del Hijo unigénito de Dios.”
6 Isaías 27:3 “Yo Jehová la guardo, cada momento la regaré; la guardaré de noche y de día, para que nadie la dañe.”
7 Juan 14:1-3 “No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.”



Testimonio de Fabiola - Programa "Vida Dura"
En este programa hay dos historias, la segunda es de Fabiola que cae en la anorexia a causa de una baja estima.